Sobre las hemorroides

Causas de las Hemorroides:

Varios factores contribuyen a la formación de las hemorroides. Los más comunes son: estreñimiento, diarrea, ejercicios fuertes como levantamiento de pesas, dieta baja en fibras, el estrés, presión en la sección entra-abdominal y esfuerzo excesivo (mujeres embarazadas), y la obesidad.

Otras causas son el estrés, uso excesivo de alcohol y comidas picantes, y permanecer sentado mucho tiempo (son muy comunes en los conductores de bus, camiones etc.). Las hemorroides pueden ser hereditarias. También problemas en las venas dentro del recto. El envejecimiento de los tejidos, por lo que son más comunes en las personas mayores.

 La cirugía es necesaria únicamente en casos graves cuando se han descuidado y es imposible reducirlas con otros métodos. Lo recomendable es tratarlas en cuanto aparecen para no permitir que se agranden. Un tratamiento muy efectivo es el tratamiento del frío (como aplicación de hielo) con dispositivo como Anucure, recomendado por médicos.

Aun en el caso de la cirugía, se recomienda el tratamiento de Anucure para evitar que vuelvan a aparecer.

Externas:

Las hemorroides externas son las que ocurren debajo de la línea dentata. Muchas veces no pueden verse. Son venas varicosas inflamadas de la parte inferior de las arterias del recto.

 En ocasiones, la picazón del área es confundida con hemorroides pero en verdad puede ser una irritación de la piel. Sin embargo, la irritación de la piel puede ser causada por la inflamación de hemorroides externas que a su vez causan un secreción liquida. Las hemorroides externas tienden a ser trombosis, que ocurre cuando la vena se rompe o se desarrolla un coagulo de sangre. Los síntomas de las hemorroides externas incluyen dolor por la inflamación y las ulceras alrededor del recto.

Internas

El síntoma mas común de las hemorroides es la aparición de manchas de sangre brillantes, rojas en las materias fecales, en el papel higiénico o en el inodoro. Esta condición condición es llamada hemathochezia,Las hemorroides internas pueden salir del recto arriba del área dentale. Son varicosas que riegan el área de venas auxiliares de las arterias superiores del recto. Como esta área no tiene receptores del dolor, las hemorroides internas generalmente no son tan dolorosas y la mayoría de las personas no saben que las tienen. Sin embargo, pueden sangrar cuando se irritan.

Las hemorroides internas, si no son tratadas, puede convertirse en hemorroides severas, propasadas y hasta estranguladas. Si la hemorroide interna es empujada dentro del recto y el musculo del ano se lastima, la sangre deja de fluir y la hemorroide se estrangula, proceso muy doloroso.

Las hemorroides internas pueden ser tratadas y reducidas hasta ser eliminadas con tratamiento de frío, con el dispositivo Anucure.

 Las hemorroides internas se clasifican según su grado de crecimiento.

 Grado I: No desarrollada.

 Grado II: Se desarrolla al defecar pero de reduce por si sola.

 Grado III: Se desarrolla al defecar y debe ser introducida manualmente.

 Grado IV: Desarrollada y no puede ser reducida.